Unidad de Medida y Actualización (UMA)

En el ámbito de la economía de México se ha utilizado la UMA, Unidad de Medida y Actualización, como referencia para el pago de variadas obligaciones. La UMA se aprobó en enero de 2016 para sustituir el esquema VSM (“veces salario mínimo”), con el cual se hacía el cálculo de los montos de las mencionadas obligaciones, que son pagos y contribuciones contempladas en ordenamientos jurídicos, tales como multas o derechos por servicios gubernamentales.

Sin embargo, durante todo el 2016 y hasta enero de 2017, la UMA y el salario mínimo establecido tuvieron el mismo valor, lo que significa que cualquier ajuste en el salario influía directamente en el cálculo de los montos en otras obligaciones.

En la práctica, se seguía utilizando el esquema VSM y por lo tanto, el incremento del salario mínimo se manejaba de forma moderada, a fin de no aumentar significativamente el importe de las obligaciones vinculadas o indexadas al monto del salario.

¿En cuáles casos se usa la UMA?

La UMA se emplea actualmente para calcular todos aquellos pagos y contribuciones que se calculaban anteriormente con base en el salario mínimo diario:

  • Impuestos
  • Trámites en organismos gubernamentales
  • Multas
  • Créditos Hipotecarios en VSM, en los que no se haya hecho el cambio a pesos
  • Prestaciones calculadas en VSM

El salario mínimo se “desconectó” del cálculo de los anteriores, permitiendo así un mayor aumento de los ingresos de los trabajadores, sin que aumenten los tributos.

Antes, al estar ligado a estas obligaciones, su incremento significaba directamente el aumento de éstas. Gracias a la creación de la UMA, el aumento del salario mínimo sólo afecta el sueldo de los trabajadores, permitiendo su adaptación a la inflación.

Beneficios de la UMA a largo plazo

Para calcular el valor de la UMA, debe multiplicarse su valor diario por 30.4 para obtener su valor mensual, y éste por 12, para determinar su valor anual.

En 2016, cuando se creó esta medida, el valor inicial de la UMA necesariamente debió ser el mismo del salario mínimo diario, 73.04 pesos, porque este era el valor referente para calcular los pagos y contribuciones obligatorios. No podía ser de otra manera, puesto que la UMA no podía tener un valor inferior al utilizado hasta ese momento.

Es a partir del 2017 que el beneficio de implementar la UMA comienza a notarse. El INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía), entidad encargada de ajustar la UMA, basándose en el incremento del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), estableció su valor en 75.43 pesos. Este importe es producto de multiplicar la UMA del 2016 por la inflación al consumidor, de 3.36% para el último año.

Paralelamente, el salario mínimo aumento en casi 10%, llegando a 80.04 pesos.

¿Qué significan estas cifras? Que puede esperarse que el salario mínimo experimente un mayor incremento en los próximos años, por encima del aumento de la UMA, lo que se traduce en mejores ingresos netos para los trabajadores, y mejor disposición para sufragar el costo de la vida.

El objetivo principal de la implementación de la UMA es actuar como instrumento de política pública independiente, y lograr que el salario mínimo cumpla con el objetivo plasmado en la Constitución, de ser propio y conveniente para satisfacer las necesidades básicas de todo trabajador, permitiéndoles recuperar su poder adquisitivo.

Unidad de Medida y Actualización (UMA)
5 (100%) 1 vote
¿Te ha gustado el contenido? ¡Compartelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone