Un servicio de contabilidad no solo apoya a las empresas y pequeños negocios, sino que puede ser la diferencia para llevar un buen manejo de finanzas personales. Con una persona que nos explique como funciona la economía y nos ayude a organizar todo lo relacionado con el dinero, no solo nos evita dolores de cabeza con declaraciones anuales, sino que nos ayuda para hacer la famosa deducción de impuestos.

Nuestra constitución establece que debemos contribuir para el gasto público del país, lo cual se hace por medio del pago de impuestos. Cada año las personas físicas deben de hacer una declaración anual de los gastos que ha generado en el año. Las personas que deben de hacer de manera obligatoria esta actividad son:

  • Personas físicas asalariadas que ganan al año 400 mil pesos o más.
  • Individuos que trabajan de manera independiente, recibiendo ingresos por honorarios o por arrendamiento.
  • Quien tenga inversiones y excedan los 100 mil pesos al año.
  • Sujetos que hayan vendido una propiedad.
  • Personas que hicieron algún donativo.
  • Los que hayan recibido una herencia.
  • Quien haya recibido un préstamo familiar o del banco.

Pero esto no solo sirve para decirle al Sistema de Administración Tributaria (SAT) cual es el consumo de la persona, sino que también ayuda a que cada individuo no pague más impuestos de lo debido. Por eso existe el deducible de impuesto, que en esencia, son los servicios de los que hacemos uso y pueden beneficiarnos para saber si somos personas con saldo a favor e incluso si somos candidatos a una devolución de impuestos.

Entonces ¿Qué puede ser deducible de impuestos?

  • Colegiaturas de escuelas privadas
  • El uso de un transporte escolar
  • Gastos médicos básicos y de especialidad
  • Los intereses de créditos hipotecarios
  • Aportaciones al Afore
  • Gastos funerarios
  • Honorarios de salud como : dentales, nutriólogos, psicólogicos, el uso de servicio de enfermera, etc.
  • Primas de seguros
  • Donativos
  • Gastos que tengan que ver con la compra o alquiler de aparatos para rehabilitación y restablecimiento de personas.
  • Depósitos y estímulos en cuentas personales o en programas especiales para el ahorro y retiro

Si eres una persona moral, los deducibles de impuesto aumentan, pero en ambos casos solo se puede hacer una deducción siempre y cuando sea comprobable el gasto de la persona.

Si no estás seguro si debes o no hacer una declaración de impuestos o eres candidato a deducir, puedes consultarlo con especialista en el área. Siempre lleva un registro de tus ingresos y los gastos y compras que realices, pues esta información es muy útil al momento de enfrentarte al régimen fiscal.

¿Qué es el deducible de impuestos?
¡Puntua este post!
¿Te ha gustado el contenido? ¡Compartelo!Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Contáctanos por Whatsapp