Ley Fintech

La Tecnología Financiera, o FinTech, abreviatura de su traducción al inglés, Financial Technology, es un rubro en la actividad económica en el cual las empresas emplean tecnologías de comunicación, para crear y brindar productos y servicios financieros, de manera más eficiente y económica.

Las empresas que ofrecen estos servicios bajo este dominio, se les conoce como Empresas FinTech.

Esta tecnología abarca cuatro segmentos principales: Herramientas de Operación y Medios de Pago, Seguridad e Identificación de Personas, Big Data y Conocimiento del Cliente, y el ahora popular Dinero Electrónico.

México es el país con más Empresas FinTech en Latinoamérica, y ante el crecimiento desbocado de este sector de negocios completamente nuevo, es absolutamente necesario crear normativas para organizarlo y legalizarlo.

Por esta razón, y con el apoyo del Banco de México y la asesoría de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la Comisión Nacional Bancaria de Valores (CNBV) presentó un anteproyecto de ley basado en modelos de otros países, al que denominó Ley FinTech. Sin embargo, estos modelos internacionales sólo han servido para dar directrices a esta nueva legislación, porque México requiere su propia Ley FinTech, acorde a sus necesidades.

¿Qué abarca la Ley FinTech mexicana?

El propósito principal de esta ley es facilitar y dar más accesibilidad a los productos y servicios financieros, a través de la tecnología.

El anteproyecto está enfocado primordialmente en tres áreas:

  • Pagos electrónicos o e-money
  • Financiamiento colectivo o crowdfunding
  • Activos virtuales, aquellos que no están avalados por entidades financieras reguladas, como los bitcoins.

Las autoridades y organismos involucrados en el desarrollo de la Ley FinTech incorporaron a todos los agentes y empresas relacionados con esta industria innovadora. Tanto los nuevos emprendedores como el capital privado y el sector bancario participan en la discusión y el análisis del anteproyecto, para generar un proyecto legislativo beneficioso para todos, en especial para clientes y usuarios.

Importantes propuestas

La propuesta de ley busca implementar la transparencia en los procesos, vigilando los pagos registrados, la administración del dinero virtual y la captación de efectivo, sobre todo para evitar el gran problema de lavado de dinero.

Las compañías FinTech, para ser consideradas Instituciones de Tecnología Financiera (ITF), deben registrarse como Sociedades Anónimas (S.A.) o compañías de Responsabilidad Limitada (R.L.). Además, deben estar domiciliadas en México y contar con oficinas, gerencia corporativa, manuales de operación y sistemas operativos, contables y de seguridad.

Para poder operar legítimamente en el mercado, deben estar autorizadas por la CNBV, por lo que deberán presentar su plan de negocios, incluyendo política de control de riesgos, prevención de fraudes y la documentación que avale el desarrollo de su plataforma tecnológica.

Las FinTech tendrán la obligación de contar con un capital mínimo, que será determinado por la CNBV, de acuerdo al Índice de Riesgo Operacional de la empresa.

Las ITF deberán publicar toda información que permita a los usuarios conocer y analizar los riesgos de las transacciones que realizan, y dejar claro que el Gobierno no se hará responsable por los bienes o capitales en caso de fraude.
El mayor reto de la Ley FinTech será la regulación de la moneda digital, que no está avalada, y se desconoce su domiciliación y el responsable de su emisión.

La Ley FinTech espera ser aprobada en septiembre. Mientras tanto, las Empresas FinTech deberán apegarse a las leyes actuales, procurando ofrecer las mejores condiciones para los clientes.

¿Que es la Ley FinTech?
5 (100%) 1 vote
¿Te ha gustado el contenido? ¡Compartelo!Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email