En cuestión de finanzas de negocio, un sistema contable es lo recomendable para poder llevar un control del flujo de ingresos y costos que tiene una empresa, con el fin de tener un buen manejo y que sea aprovechado al máximo sin desperdicios. Pero en cuestión de finanzas personales, quizás no tenemos un sistema tan estricto. Si quieres cuidar tu dinero, puedes tratar de llevar a cabo las siguientes actividades.

Elimina deudas y gastos

Para poder pensar en un control sobre tus ingresos y gastos, primero debes de eliminar todas las deudas que has llegado a adquirir con el tiempo: préstamos y compras con tarjetas de créditos principalmente, porque estos afectan poco a poco nuestra economía ya que estas haciendo uso de dinero que todavía no tienes en tu poder, generando un consumo alto y más gasto que ingresos. Otra situación que debes comenzar a dejar es el llamado “gasto hormiga, porque en diversos estudios y artículos de la revista Forbes han demostrado que estos son los que más afectan a la economía personal.

Ponte objetivos y vuelve tus sueños en metas

¿Quieres viajar? ¿Poner un negocio propio? ¿Adquirir una casa? Entonces no lo veas como un sueño y conviértelo en una meta a mediano y largo plazo. Cuando tu mentalidad se enfoca y tiene prioridades, puedes cambiar tu plan financiero para que se encamine hacia la dirección que has definido. Tu mentalidad cambia y comienza a visualizar a largo plazo en vez de vivir el día a día.

Reestructura tus gastos

Asigna presupuestos mensuales o quincenales para cubrir tus necesidades: ropa, comida, transporte, vivienda, servicios e incluso, entretenimiento. Pon un límite y de ser preciso, sacrifica algunos lujos. Si tienes cable, servicio de streaming o de música, decide cuál de estos realmente no necesitas y sácalo de tu presupuesto. Así evitarás las fugas de capital y tendrás la oportunidad de generar un excedente que puede volverse un fondo de ahorro.

No temas a la inversión

El dinero estancado puede ser bueno, pero no genera beneficios a largo plazo. En cambio, una inversión es muy redituable si se sabe llevar por buen camino. Consulta con profesionales cual es la mejor forma de invertir tu dinero, pero recuerda la siguiente regla: las inversiones seguras generan beneficios, pero pocos, en cambio las inversiones arriesgadas son las que generan una mayor cantidad de beneficios, pero corren un mayor riesgo de pérdida. Así que antes de hacer un movimiento, conoce el mercado, compara y decide cual es la más conveniente.

Aprende un poco sobre finanzas personales
5 (100%) 1 vote
¿Te ha gustado el contenido? ¡Compartelo!Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email